Saren y CUC dictaron taller de justicia y paz

Prensa CUC (05.10.2015).- El Colegio Universitario de Caracas (CUC) y el Servicio Autónomo de Registros y Notarias (Saren), dictaron un taller de Justicia y Paz a estudiantes del último trayecto de los Programas Nacionales de Formación (PFG) en Informática, Administración y Estudios Jurídicos de las distintas Aldeas universitarias de la Misión Sucre del Distrito Capital, este lunes, en el Salón Rojo, de la casa de estudio, ubicada en Altamira, informó Amelyren Basabe, coordinadora de Formación del Saren.

Basabe, anunció que el Taller se enmarca en el “Plan Nacional de Formación de Pasantes” que adelanta el Gobierno bolivariano con el objetivo de orientar a los nuevos profesionales de la Misión Sucre en la reflexión de ser sujetos de cambio para la necesaria transformación de la administración pública hacia el Socialismo que se fundamenta en dar respuesta al ciudadano, hacer los procesos transparentes, eficientes y eficaces para optimizar el rendimiento del aparato productivo nacional.

Asimismo, explicó que la actividad se viene realizando en un esfuerzo conjunto con diversas instituciones de educación universitaria entre las cuales “se escogió al CUC debido al compromiso político que sostiene el Director de la casa de estudio, doctor Lewis Lamus, con los valores revolucionarios” y la apertura para brindar apoyo y participar en esta loable iniciativa.

Durante el concurrido evento la representante del Saren, expuso de forma extraordinaria el tema “Transformación de la administración pública nacional”.

Por su parte, Lamus disertó de forma magistral el tema “Ética y moral para la transformación hacia el Socialismo” en torno a lo cual destacó la importancia del trabajo como principio fundamental para las grandes transformaciones sociales en el trabajo “uno de los principios universales de mayor connotación para que se produzcan cambios a nivel social, económico y político”, dijo.

En la actualidad, la ética es la dedicación intensa al trabajo a partir del principio vital del “Ser” y no del “Tener”, apuntó.

En este sentido, desglosó que el “Ser” es lo que determina un modo de vida de servicio y solidaridad que va a determinar la conciencia social. En consecuencia surge una ética transformadora, solidaria, revolucionaria, de desprendimiento y dedicación.

Asimismo, diferenció que el deseo de “Tener” induce a la infuncionalidad administrativa y perversión. En conclusión el trabajo creador y transformador ha de ser la guía de un proceso revolucionario, aseveró. (Redacción y Foto: Eliana Sosa).

¡EL ESEQUIBO ES NUESTRO¡

¡FRONTERAS DE PAZ!

|Atrás|